TRatamientos y procedimientos

Cirugía de Vesícula

Cirugía vesícula

La cirugía de vesícula biliar es un procedimiento altamente efectivo para tratar los cálculos biliares, una condición que puede causar dolor abdominal recurrente y malestar digestivo. Utilizando técnicas avanzadas de laparoscopia, nuestro equipo de cirujanos realiza una intervención mínimamente invasiva para extirpar la vesícula biliar afectada. Durante la cirugía, hacemos pequeñas incisiones y empleamos instrumentos especializados para eliminar los cálculos biliares y la vesícula biliar de manera segura y eficiente.

Es fundamental buscar atención médica si experimentas síntomas como dolor abdominal intenso, especialmente después de las comidas, acompañado de náuseas, vómitos, y molestias en la parte superior derecha del abdomen. Estos pueden ser signos de cálculos biliares o complicaciones relacionadas con la vesícula biliar que requieren tratamiento médico. Nuestro equipo está aquí para brindarte la atención experta que necesitas y asegurar una recuperación óptima. No pospongas tu bienestar; toma el control de tu salud hoy mismo.»

Cirugía de Hernias

La cirugía de hernia es un procedimiento quirúrgico diseñado para tratar una afección común pero potencialmente dolorosa. Una hernia ocurre cuando un órgano o tejido sobresale a través de una abertura en la pared muscular que lo rodea. Nuestro equipo de cirujanos altamente experimentados se especializa en brindar soluciones efectivas para este problema, ofreciendo atención médica de alta calidad y resultados exitosos.

Durante la cirugía de hernia, nuestros especialistas comienzan por hacer una pequeña incisión en el área afectada. Luego, cuidadosamente reposicionan el tejido o el órgano que se ha desplazado, y refuerzan la pared muscular debilitada o dañada utilizando mallas quirúrgicas. Esta malla ayuda a prevenir futuras recurrencias de la hernia al proporcionar soporte adicional a la zona afectada.

La cirugía de hernia se realiza por varias razones, incluida la reducción del riesgo de complicaciones graves como el estrangulamiento de la hernia, que puede cortar el suministro de sangre al tejido. Además, la cirugía puede aliviar el dolor y la incomodidad asociados con las hernias, mejorando significativamente la calidad de vida del paciente.

Existen varios tipos de cirugía de hernias, que incluyen la cirugía abierta y la cirugía laparoscópica. En la cirugía abierta, se realiza una incisión más grande en la piel sobre la hernia, mientras que en la laparoscopia, se realizan pequeñas incisiones y se utiliza un laparoscópico para guiar al cirujano durante el procedimiento.

Cirugía de Apéndice

La cirugía de apéndice es un procedimiento crucial para tratar la apendicitis, una condición que puede volverse grave rápidamente si no se trata a tiempo. Cuando el apéndice se inflama, puede causar dolor abdominal intenso y otros síntomas como náuseas, vómitos y fiebre. En nuestra clínica, utilizamos técnicas avanzadas de laparoscopia para extirpar el apéndice inflamado. Durante la cirugía, hacemos una pequeña incisión y usamos instrumentos especializados para remover el apéndice de manera segura y eficiente.

Es importante buscar atención médica de inmediato si experimentas dolor abdominal intenso, especialmente si se localiza en la parte inferior derecha del abdomen, acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos y fiebre. Estos pueden ser signos de apendicitis, una condición que requiere tratamiento médico urgente. No ignores los síntomas; tu salud está en juego.

Cirugía de Tejidos Blandos

La cirugía de tejidos blandos se enfoca en tratar afecciones como tumores, lunares, quistes, y  lesiones en tejidos musculares, grasos o conectivos. Durante la intervención, se realiza una incisión en la piel para acceder al área afectada. 

El cirujano extirpa cuidadosamente el crecimiento anormal y puede utilizar técnicas de reconstrucción si es necesario. Esta cirugía es crucial para aliviar molestias, mejorar la función y, en casos malignos, prevenir la propagación. Los tipos incluyen resección y escisión según el tamaño y ubicación del problema.

La cirugía de lipomas se enfoca en tratar los crecimientos de grasa benignos debajo de la piel llamados lipomas. Durante el procedimiento, se realiza una pequeña incisión sobre el lipoma. El cirujano extirpa cuidadosamente el lipoma y cierra la incisión. Esta cirugía alivia molestias y preocupaciones estéticas, mejorando la calidad de vida.
Los lipomas pueden variar en tamaño y localización. Se realiza la cirugía cuando causan dolor, limitaciones o razones estéticas.

Quistes epidermoides

La cirugía de quistes epidermoides aborda crecimientos benignos en la piel llenos de queratina. Durante el procedimiento, se hace una pequeña incisión en la piel. El cirujano extirpa el quiste y asegura una sutura cuidadosa. Esta cirugía alivia molestias y previene infecciones. Los quistes epidermoides pueden variar en tamaño y localización, y la cirugía es necesaria cuando causan dolor, infección recurrente o preocupación estética.

Quistes sebáceos

La cirugía de quistes sebáceos trata crecimientos benignos llenos de sebo, una sustancia aceitosa. Durante la intervención, se hace una pequeña incisión en la piel. El cirujano extirpa el quiste junto con su contenido y cierra la incisión. Esta cirugía alivia molestias, evita infecciones y mejora la apariencia. Los quistes sebáceos varían en tamaño y sitio, y la cirugía se realiza cuando causan dolor, infecciones recurrentes o preocupación estética.

Quiste pilonidal

La cirugía de quiste pilonidal trata un problema en el pliegue entre las nalgas, donde un quiste puede formarse y causar abscesos. Durante la intervención, se hace una incisión para acceder al área afectada. El cirujano extirpa el quiste, drena cualquier absceso y cierra la incisión. Esta cirugía se realiza para aliviar el dolor, prevenir infecciones y evitar recurrencias. Los quistes pilonidales pueden variar en tamaño y gravedad, y se realiza la cirugía cuando causan malestar o infección persistente.

La cirugía de lunares aborda crecimientos de piel llamados nevos o lunares. Durante la intervención, se hace una pequeña incisión en la piel.

El cirujano extirpa el lunar y cierra la incisión. Esta cirugía se realiza para prevenir cambios sospechosos o cuando el lunar causa molestias.

Los tipos de lunares varían, incluyendo nuevos regulares y displásicos. La cirugía se recomienda si hay preocupación sobre cambios malignos o por razones estéticas.

Cirugía para Bajar de Peso

Cirugía para perder peso

La cirugía bariátrica  es una poderosa herramienta para transformar vidas y combatir la obesidad de manera efectiva  que ofrece una nueva esperanza a quienes luchan con la obesidad severa. Esta cirugía se realiza para ayudar a las personas a perder peso de manera efectiva y mejorar su calidad de vida.

Durante el procedimiento, se realizan modificaciones en el sistema digestivo para limitar la cantidad de alimentos que se pueden ingerir y absorber. Esto puede incluir la creación de una pequeña bolsa gástrica o la derivación de una parte del intestino delgado. La cirugía bariátrica no solo promueve la pérdida de peso, sino que también puede tener un impacto positivo en condiciones relacionadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2 y la hipertensión. 

Los candidatos para esta cirugía generalmente tienen un índice de masa corporal (IMC) alto y han probado sin éxito otras opciones para perder peso. Los tipos de cirugía bariátrica incluyen el bypass gástrico, la manga gástrica y el balón intragástrico. Cada tipo tiene sus propias ventajas y consideraciones, y la elección depende de la evaluación médica individual. 

La cirugía de manga gástrica es una opción efectiva para quienes luchan con la obesidad y desean perder peso de manera segura y sostenible. Durante este procedimiento, reducimos el tamaño del estómago para limitar la cantidad de alimentos que puede contener, lo que ayuda a controlar el apetito y promueve la pérdida de peso. Utilizamos técnicas avanzadas de laparoscopia para realizar esta cirugía de manera mínimamente invasiva, lo que resulta en incisiones más pequeñas, menos dolor y una recuperación más rápida.

Es importante buscar atención médica si estás experimentando problemas de salud relacionados con la obesidad, como diabetes tipo 2, presión arterial alta o apnea del sueño, y has intentado sin éxito perder peso con métodos convencionales como dieta y ejercicio.

El bypass gástrico es una intervención quirúrgica que ofrece una solución efectiva para la obesidad y las condiciones relacionadas, como la diabetes tipo 2 y la hipertensión.

Durante este procedimiento, creamos una pequeña bolsa en la parte superior del estómago y conectamos directamente esta bolsa al intestino delgado, lo que reduce la cantidad de alimentos que puedes consumir y absorber. Esta técnica, realizada a través de la laparoscopia, permite una recuperación más rápida y menos molestias postoperatorias.

Si has luchado con el sobrepeso y has experimentado problemas de salud graves relacionados, como enfermedades cardíacas o articulares, es crucial buscar atención médica especializada. 

Nuestro equipo está aquí para evaluar tu situación individual y determinar si el bypass gástrico es la mejor opción para ti.

El balón gástrico es una opción no quirúrgica para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Consiste en un procedimiento en el que se coloca un balón de silicona en el estómago, que se llena con una solución salina para ocupar espacio y reducir la capacidad del estómago.

Esta técnica ayuda a controlar el apetito y a promover la pérdida de peso al limitar la cantidad de alimentos que se pueden consumir.

Si has intentado perder peso sin éxito utilizando métodos convencionales y estás buscando una alternativa menos invasiva a la cirugía, el balón gástrico puede ser una opción adecuada para ti.

Es importante buscar atención médica especializada para evaluar si eres un candidato adecuado para este procedimiento y para recibir el seguimiento y apoyo necesarios durante el proceso.

Cirugía de Colon

Cirugía de colon

La cirugía de colon es un procedimiento vital para tratar una variedad de condiciones relacionadas con el colon y el recto, como cáncer colorrectal, enfermedad inflamatoria intestinal y diverticulitis. 

Durante esta intervención se realiza la resección del segmento afectado del colon, seguido de una reconexión o una colostomía temporal o permanente, dependiendo de la situación específica del paciente.

Es esencial buscar atención médica si experimentas síntomas como cambios en los hábitos intestinales, sangrado rectal, dolor abdominal persistente, o notables cambios en el peso. Estos pueden ser signos de afecciones graves que requieren evaluación y tratamiento médico especializado.

¿Necesitas una asesoría médica?

Reserva una cita y te ayudaremos lo antes posible. Da click en el enlace.